Viaje a Colombia

IMG_2793Muy buenas tardes:

Os escribo desde la casa del P. Marco Fidel Murillo, que nos está recibiendo con una hospitalidad exquisita.

Nuestros viajes fueron bien, salvo en mi caso, que salió con más de dos horas de retraso, lo que nos permitió llegar a BOGOTA al P. Hugo y a mí con una hora escasa de diferencia y facilitó la organización al P. Marco, que no tuvo  que ir dos veces al aeropuerto.

La temperatura es muy agradable en torno a los 15 grados, estando a 2600 metros de altura.

A pesar de lo que nos dicen, todavía  no se nota el efecto del síndrome de altura que se suele  padecer al llegar aquí  y que tiene un nombre que suena algo así como el surico…

Ayer tras levantarnos y rezar laudes desayunamos  al estilo colombiano más cercano al inglés que al francés, italiano o español y nos fuimos al colegio que dirige el Padre. Nos llamó la atención el cariño que los alumnos sienten por el P. Marco y la educación y formación personalizada que ellos reciben. Son chicos que en su mayoría han tenido problemas con las drogas. Desde allí nos aproximamos en unos 300 metros a un terreno que compró el P. Marco en vistas a construir una casa de ejercicios. Actualmente lo tienen dispuesto con unos módulos amarillos en forma de tulipán donde quiere trasladar la escuela y donde los chicos tendrán un mayor espacio que el actual. Les enviamos algunas fotos.  Su idea sería vender ese terreno y comprar algo en una zona diferente.

Desde allí nos  fuimos a ver al P. Nestor Torres actual director de la Asociación central de juventudes a la que pertenece el P. Camilo Sanchez, que ha pasado varias veces por la casa Cristo Rey de Pozuelo y me acompañó en la primera misión a ARGENTINA hace unos años. Con el P. Nestor después de habernos saludado muy entrañablemente estuvimos perfilando el programa para los próximos días. Un  programa ambicioso y prometedor.

Regresamos a la 127 con 14, ¡así son las calles en Bogotá! y almorzamos a hora española que no es lo habitual ,tras lo cual descansamos un rato hasta la Eucaristía que celebramos a las 6 junto al P. Marco en su propia casa y en compañía de siete señoras para quien el Padre hizo una homilia sosegada y a la que el Padre nos invitó a compartir tanto al P. Hugo como a mí . Después cenamos un plato tradicional ligero (las comidas son sabrosas pero no desproporcionadas en cuanto a abundantes, sino moderadas). Finalizamos con un Rosario tras el cual nos retiramos a descansar .

Hoy está siendo un día especialmente tranquilo donde hemos aprovechado para seguir hablando con el P. Marco,y  también entre nosotros . Les tendremos informados. Encomiende nos. Muy fraternalmente. P. Enrique.

IMG_2794

No se admiten más comentarios