El Hno. Ángel

IMG_2528Ayer, fue un día especial para el Hno. Ángel Poveda. Desde varios días antes, ya estaba tan ilusionado como siempre, y un poquito más. Estaba pensando todos los bombones que tenía que comprar, porque al final tenía que dar a muchas personas, en correos, en su grupo de fe católica, en la parroquia donde da sus charlas sobre San Pablo, aquí en la casa… Y es que el Hno. Ángel cumplía la estupenda cifra ¡de 92 años! con una alegría y vitalidad ejemplares.

A continuación, os contamos algo del Hno. Ángel, y una pequeña entrevista que se le hizo para la revista Avanzar.

Nació en Viso del Marqués, Ciudad Real, el 16 de abril de 1923. Sus padres Juan José y Mª. Francisca, siempre vivieron en el pueblo toda su vida. De ellos recibiste la transmisión del don de la fe. Ángel estuvo en el pueblo hasta los 23 años, cuando se fue al ejército, para cumplir con el servicio militar que entonces duraba 3 años. A continuación, hizo las oposiciones a Correos, e ingresó en la oficina de Getafe en el año 1950. Después de tres años, ingresó en los Cooperadores. Por cuestiones de salud, volvió al servicio de Correos. Aún así siguió viviendo en la comunidad de los Cooperadores. En ese tiempo, fue uno de los primeros miembros de la oficina de Correos de Pozuelo de Alarcón. A los 88 años hizo los votos religiosos, el 19 de junio de 2011, con gran alegría en toda la comunidad cpcr. A sus 90 años, aún sigue dando cursos y charlas bíblicas en la parroquia Ntra. Sra. De las Delicias, en el barrio de Delicias, en Madrid, así lleva desde el año 1961 sin interrupción. También ha pasado algunas temporadas en la casa cpcr de Rosario.

 – ¿Qué te llamó la atención de los Cooperadores para querer entrar en la congregación?

– Es más sencillo de lo que parece, me entró el gusanillo de la vida religiosa, y el párroco de Getafe me dijo “mira a ver qué te parecen los Cooperadores”. Hice los ejercicios espirituales de San Ignacio, y me quedé. Parafraseando al salmista puedo decir “El Señor ha estado grande conmigo y estoy muy alegre” (Salmo 126).

– ¿Qué destacarías del carisma de los Cooperadores y del P. Vallet desde tu experiencia?

– En aquellos tiempos, en los años 50, estaban muy en boga los Ejercicios Espirituales, y los Cooperadores para mí eran muy fieles a estos, que iban muy a mi favor por mi manera de pensar. Desde mi experiencia y viendo la gran cantidad de hombres que han pasado por las tandas de Ejercicios, y que aún hoy en día los conozco perseverando en la fe, es un gran don.

– ¿Qué se siente al hacer los votos religiosos con 88 años?

– Es tan sencillo que uno cree que los votos los ha hecho a los 17 o 18 años máximo. En este caso, Dios da las gracias en el momento oportuno, aunque las tenga reservadas desde hace tiempo, y parezca que llegan con retraso, pero son unas gracias que producen una alegría inexplicable.

– ¿Qué le dirías a la gente que se siente mayor, triste, o sin esperanza?

– Yo no comprendo que haya gente mayor, que tenga una edad que se sienta viejo, lo que se suele decir a la gente mayor que es un viejo. Con toda verdad, creo que un cristiano nunca es viejo, si tiene a su favor al Dios de la vida. Lo digo desde mi humilde experiencia. A mis primeros noventa años, no me considero viejo. Sin mentir, puedo decir que me considero un hombre joven, ya que seré inmortal, ya que la vida del cristiano no muere, se transforma.IMG_2505

El Hno. Ángel, en la profesión de sus votos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.