DISCERNIMIENTO: ¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

 

 

CountrysideLa finalidad del discernimiento es la de conocer y separar todo aquello que influye en una decisión, para finalmente conocer la voluntad de Dios.

Es bueno dejar claro que el conocimiento de esa voluntad, en ningún caso, obliga a la decisión. La decisión quedará en el ámbito de la libertad de operación de cada uno. El discernimiento debe ayudar a separar todos los elementos que nos influyen, como: emociones, criterios, impulsos, entorno… Y que podrían condicionar y enturbiar la decisión.

De esto se deduce que para poder realizar un discernimiento son precisas ciertas condiciones, como pueden ser:

  • Que para nosotros tenga trascendencia la voluntad de Dios en nuestra vida. Parece de perogrullo, pero hoy en día no resulta tan evidente. Y si no fuera así carecería de sentido plantearse el discernimiento.
  • Que nuestra libertad no se encuentre limitada por patologías, adicciones…
  • Ser conscientes de nuestra propia complejidad y situación afectiva, emocional, etc.

El discernimiento sería así el proceso que nos permitiría distinguir entre el bien y el mal. Es fácil deducir que debería ser una herramienta siempre en uso en la vida de un cristiano.

 

“Solamente deseando y eligiendo lo que más conduce para el fin que somos creados”.  (San Ignacio de Loyola)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.